La rubia de las tetas gordas

HD 03:01 16.583 5

Y atraída por las argucias de un sabio predador acudió la doncella a palacio, llegó desesperada, cansada, y sobre todo debilitada, el ardiz que la hizo partir, orgullosa, altiva, ofendida, fue el mismo que la ha hecho volver, la manipulación continuada de un sátiro manipulador, que por mera diversión o tal vez curiosidad, jugo con la vida de la joven, y ahora que ella ya se había borrado totalmente de la mente del depravado, vuelve sumisa a pedirle perdón y ofrecerse sexualmente, es consciente de su bonito cuerpo, de sus tetazas naturales y sus largas piernas, solo quiere satisfacer al que la humilló, pues esa humillación fue tan larga y prolongada, que ella acabó dándole la razón y aceptando su situación, la aceptará él de nuevo.. le servirá lo que queda de ella, sin alma, obediente..y sometida?


Esta web usa javascript y cookies. Las cookies te recuerdan para poder ofrecerte una mejor experiencia. Si continuas navegando por la web o cierras este mensaje estarás aceptando nuestra política de cookies.
Aceptar cookies
X