Zorras calientes a bordo del catamarán

HD 01:08 4.008 4

Uno de los problemas a bordo de un barco es el efecto afrodisiaco del sol y del mar. Algo de lo que se habla poco, pero que ha afectado a todas las tripulaciones marinas a lo largo de la historia. La tripulación se va calentando, del roce se pasa al cariño, y pronto tienes a todos los marineros en una orgía homosexual en cubierta. El patrón de este yate, antiguo lobo de mar, ha sido más espabilado y prefiere una tripulación femenina. Así, al menos, cuando les entre el calentón, podrá disfrutar del espectáculo que las dos zorras que lleva a brondo le brindarán. Culos abiertos, lenguas acariciando mutuamente cada uno de los pliegues del coño, y bolas chinas entrando y saliendo delicadamente por el prieto orificio anal.


Esta web usa javascript y cookies. Las cookies te recuerdan para poder ofrecerte una mejor experiencia. Si continuas navegando por la web o cierras este mensaje estarás aceptando nuestra política de cookies.
Aceptar cookies
X