La furcia natatoria rubia.

HD 03:05 5.549 2

Ella es la reina de los mares, el ímpetu del viento, y aunque ahora haga piscineo con una ligera brisa, sus partes íntimas bronceadas, brillan al sol de poniente, soltando feromonas campeonas demasiado cerca del mastín que se la quiere beneficiar. Viendo esas refrescantes escenas, uno ve sin duda, a la Diosa Afrodita, sorbiendo apenas, usando dos de sus tres mas que aprovechables orificios, levemente, el agua de la piscina. La diba imagen de la fornicación evolutiva humana. La diosa del buen busto. Escandaloso es ver a la diosa del amor, del ensueño y enamoramiento absoluto y sincero, jodiéndose como una ramera cualquiera el nabo del primero que pilla.


Esta web usa javascript y cookies. Las cookies te recuerdan para poder ofrecerte una mejor experiencia. Si continuas navegando por la web o cierras este mensaje estarás aceptando nuestra política de cookies.
Aceptar cookies
X